Por favor, no me pidas que cambie mi actitud 

Soy Claudia María, tengo 24 años y desde los 16 fui diagnosticada con trastorno depresivo, tengo cambios de ánimo extremos de un momento a otro sin siquiera estar prevenida. Puedo enojarme con facilidad, llorar, alegrarme y todo lo que puedas imaginar y vivirlo intensamente. 

He escuchado cientos de veces por parte de amigos, familiares, conocidos que todo está en mi actitud, que intente cambiar el modo de ver las cosas. 

Estoy de acuerdo, eso funciona para las personas que no tienen trastorno depresivo, que no les da fobia estar en lugares llenos de personas y no empiezan a temblar cuando están expuestas. Un cambio de actitud, una buena solución. 

Actualmente estoy en tratamiento psiquiátrico por tercera vez. Decidí ir con un psiquiatra porque solo “hablar” no me funcionaba, necesitaba algo más. Tomo medicamento todos los días para “estabilizar mi ánimo” y antidepresivos para querer estar en este mundo. Después de un tiempo de tomar medicamentos puedo “controlar mi actitud”, pero necesito estar “drogada” para poder siquiera considerarlo. 

Y no es mi decisión tener buena actitud o no, cuánto quisiera despertar a diario a una hora normal y no en la madrugada desconcertada sin saber que hacer, como quien dice “pelando cables”. Quisiera al abrir los ojos levantarme inmediatamente con una gran sonrisa y no preguntarme “¿Así van a ser todos los días de mi vida?” Y tener que esperar dos horas viendo al techo antes de encontrar la fuerza para vivir un día más. Quisiera poder tomar una ducha sin que me de ansiedad y pensar que me faltan horas para terminar cuando me estoy enjuagando el shampoo. Ojalá no tuviera que ducharme, pero lo hago porque claro, no voy a dejar de hacerlo. 

Me han dicho muchísimas veces que no tengo razón para estar triste, que lo tengo todo. Familia, un techo donde vivir, comida, estudios… “todo” y hasta me han llamado malagradecida. Pero algo me falta: salud mental. Y eso no significa estar “loca”, simplemente es una condición. 

Muchas veces puedes estar rodeado de personas y sentirte sola. Afortunadamente he tenido el apoyo de mi familia durante todos estos años. Sin embargo, por mucho que ellos se esfuercen en demostrarme lo contrario, puedo llegar a sentirme tan sola como nunca. Y así pasan los días, unos buenos, otros que parecieran no existir y otros pésimos. 

Es difícil para mí hablar de esto precisamente por eso, mucha gente no lo entiende. He podido hablar con mi familia, amigos que han pasado por lo mismo o que tienen familiares que han pasado por esto y con médicos. Muy rara vez he podido abrirme con alguien que no cumple con esos requisitos. Nadie me cree, nadie cree que la depresión es real e incluso alguien muy cercano a mi una vez me dijo: “la depresión no existe, tú estás bien”. No sé si fue su negación al contarle que mi psiquiatra quería internarme porque mi depresión era muy grave, en junio del 2016. 

No sé si alguien que lea esto va a pensar lo mismo y creerá que lo estoy inventando. Espero que no. Así que por favor, no me pidas que cambie mi actitud porque “todo está en mi si así lo decido”. ¿Crees que no lo he intentado? ¿Crees que no quisiera poder cambiarlo todo? Me encantaría no ser juzgada, que las personas se informen y en lugar de decir: “necesitas cambiar tu actitud”, demuestren su apoyo. No solo a mi, sino a todas las personas, pues nunca se sabe quién podría estar pasando por lo mismo. Y es que las personas que menos pensamos, las que siempre sonríen y animan al resto pueden ser las que más necesiten comprensión y de vez en cuando un abrazo sincero. 

Anuncios

14 Comentarios

  1. Pues yo uso el arte, la fotografía, los poemas, los guiones, los cuentos… todos los creo, porque solo el que sufre verdaderamente puede contar historias, tragedias, agonías. Lo importante es no dejarte vencer por las voces de tu interior, por el cansancio del día, por el corazón roto de una ilusión no lograda. Algunos se aferran a la fe… yo al arte y a la fe un poco, porque me gusta lo mistico. y aveces a las cosas mundanas y carnales.

  2. Excelente Cloi. Muy pocas personas saben que “la actitud” no es lo único involucrado y menos en un trastorno depresivo, pero para educar a la población, esto que publicaste es muy valioso!

  3. Hola! Mi hermana padece de depresión y es algo muy duro como externos y no se diga los que lo padecen… lo q haces de ir con un especialista es un gran paso lo q haces, mi hermana fue y avanzó muchísimo, es una enfermedad que depende de uno, así q animo! Toda tu familia estará allí para ti

  4. Hola! Felicitaciones por tu valentía. Tengo un hermano que sufre quizá de lo mismo que tú. Si pudieras recomendarme a un médico te lo agradecería mucho. Saludos.

  5. Te felicito por dar este gran paso….!!!!

    Espero contactarte e intercambiar palabras…

  6. Te felicito!! Ánimo cloi, se que no es fácil. Pero con solo querer, ya es un cambio. Te admiro y adelante. Eres una mujer con mucha fuerza. Un abrazo enorme!!

  7. buenos dias Claudia María, creeme que yo te entiendo perfectamente, perdí a mi esposa que era mi amor eterno despues de 20 años de casados, eramos la pareja ideal con hijos maravillosos y ella con una carrera brillante, pero los psiqiatras actuaron tarde, te recomiendo que te acerques a tu fé para encontrar consuelo y que sigas consejos, yo entiendo lo duro que es para tí y gracias por compartir, nadie debe juzgar una condición medica de ese tipo un abrazo desde Guatemala!

  8. Entiendo perfectamente, se que no es fácil para la persona con depresión que le entiendan, pero quisiera que por un momento alguien que esté pasando por depresión severa me conteste qué sugieren que la familia o amigos hagan? Cuál es la actitud correcta que deben tomar las personas cercanas? Por naturaleza los familiares querrán levantar el animo, confrontarles, hasta presionarles, y se que eso no funciona muchas veces, entonces mi pregunta es, desde la perspectiva de la persona con depresión, que espera que los demás hagan? Cómo consideran ellos que pueden ayudarles? Es correcto dejarles solos? . Mis preguntas van enfocadas más que todo en poder entenderles aún más, porque también es muy fácil juzgar a quien está “intentando ayudar” pero no sabe otra manera de hacerlo, pero si las personas con depresión también exponen cómo consideran que pudieran ayudarles tal vez abría mayor comprensión de ambas partes, porque de ambos lados la situación es muy difícil

  9. Confía en Dios que Él hará, sos una mujer valiente, adelante, lucha y ora!

  10. Buen artículo, vi la publicación likeada por varias amigas en común. Qué decir? Unos padecen hipertensión otros diabetes y nosotros depresión. Gracias al cielo y a los creadores de los medicamentos tenemos la oportunidad de salir adelante. En un conjunto con terapias alternativas, distracción, psicoterapia, medicamentos y el vivir la vida misma es lo fundamental para estar estable controlado y funcional, más allá de para la percepción del mundo para nosotros mismos. Interesante por obvias palabras padezco de trastornos como su persona, siendo médico y futuro psiquiatra sigo siendo un humano y quizás, con la ventaja de poder comorender muchísimo más a mis pacientes en sus etapas de crisis y enfermedad. Ánimo fuerza vida lucha seguir siendo uno mismo, viviendo en el presente siempre. Un gusto poder leer esto y mi admiración por dar el ejemplo e inspirar muy seguramente a otras personas que se sientan identificadas con el tema. Buena vibra.

  11. No soy mucho de leer artículos, blog, etc. A veces vemos a las personas y creemos que tienen una vida normal y todos tenemos nuestros momentos, no me quiero imaginar por lo que hayas pasado. Recuerdo que yo tuve algunos problemas similares después de un accidente y mis nervios quedaron destrozados. He podido sobrellevarlo con los años pero definitivamente nadie, NADIE, entenderá por lo que pasas. No quiero ser uno más que te diga que hay forma de “curarte” o sentirte mejor, sólo hay uno allá arriba o en todos lados está quien te puede ayudar.

  12. Es de gran valentía hablar al respecto, es de gran valentía levantarte cada dia, a luchar contra la apatia….

  13. Leí el artículo por casualidad. Creo que es poco lo que podría añadir; solo que muchas veces juzgamos desde la ignorancia y no sabemos que dolores, penas y sufrimientos están detrás de cada rostro. No es cuestión de “actitud” y por lo mismo no hay una solución fácil… Solo escribiré: Animo! Puede qué tu experiencia ayude a otras personas qué están pasando por algo similar y que no han sido diagnosticadas y sufren la indiferencia y los comentarios de la “mala actitud”…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s